Download Introducción a la lectura de Platón by Alexandre Koyré PDF

By Alexandre Koyré

Show description

Read Online or Download Introducción a la lectura de Platón PDF

Similar no-ficcion books

El hombre lobo y otras bestias

Esta obra ofrece un repaso de los más aterradores delincuentes conocidos. Desde envenenadores, descuartizadores, sacamantecas, atracadores hasta matamendigos, ladrones y violadores. Francisco Pérez Abellán, el mayor experto en Criminalística nos presenta a los grandes monstruos de l. a. actualidad, protagonistas de los crímenes más espeluznantes de l. a. historia reciente de l. a. humanidad: Pietro Arcan, el Arropiero, el healthcare professional Muerte; el Vampiro de Dusseldorf; Aileen Wuornos, el Asesino de los angeles Baraja; Issei Sagawa, el caníbal japonés; John Gotti, el último padrino; Jeffrey Dahmer, el carnicero de Milwaukee; David Berkowitz, el Hijo de Sam; Peter Kürten, el Vampiro de Dusseldorf; Ted Bundy.

Filosofía iberoamericana en la época del Encuentro

Los angeles Enciclopedia IberoAmericana de Filosofía es un proyecto de investigación y edición coordinado por el Instituto de Filosofía del Consejo stronger de Investigaciones Científicas (Madrid), el Instituto de Investigaciones Filosóficas de los angeles Universidad Nacional Autónoma (México) y el Centro de Investigaciones Filosóficas (Buenos Aires), en el que han colaborado más de 500 especialistas de todos los países pertenecientes a l. a. comunidad filosófica hispanoparlante.

Extra resources for Introducción a la lectura de Platón

Example text

Los pensamientos de uno y otro se movían en planos distintos. La lección, sin embargo, es suficientemente clara, y nosotros la hemos comprendido perfectamente. Pues si Sócrates ha podido «enseñar» geometría al esclavo de Menón es porque en su alma había vestigios, huellas, gérmenes del saber geométrico, y las preguntas socráticas han podido despertar, hacer germinar y que lleven fruto tales gérmenes o semina scientiarum innatos en el alma (como los llamará Descartes dos mil años más tarde); pero no ha podido hacerlo sino porque el esclavo, convencido de su ignorancia, ha querido hacer el esfuerzo necesario para «acordarse» de las verdades «olvidadas».

Estuvo de acuerdo'», etc. Tal es el manuscrito que Euclides manda traer a un esclavo y leer. Los mejores críticos del Teeteto suelen pensar que las razones dadas por Euclides no son otra cosa que una exposición, hecha por Platón mismo, de los motivos por los que va a abandonar el estilo narrativo de los grandes diálogos de la madurez y a volver a la manera que había utilizado en su juventud, mucho más sencilla. A esto añaden que el carácter mucho más técnico de las obras subsiguientes se acomoda mejor —según acabo yo mismo de decirlo— a esta factura literaria más directa; así, pues, el prefacio tendría la finalidad de proporcionarnos esta explicación y, al mismo tiempo de glorificar al gran sabio desaparecido, recordar el hecho (sin duda alguna, El Teeteto 69 histórico) de su encuentro con Sócrates, hacer resaltar, una vez más, la perspicacia de éste y su benéfica influencia sobre la juventud, y, por fin, al atribuir a Euclides la redacción del diálogo, rendir un homenaje indirecto al antiguo compañero de batallas.

Pero la situación que encontramos en él no es exactamente la misma que en el Menón ^: mientras que Menón, en el fondo, no tiene doctrina alguna y durante todo el debate no hace más que formular preguntas, Protágoras sí la tiene, y una que hay que tomar enteramente en serio. Por ello, el debate continúa mucho más a fondo y, sobre todo, mucho más explícitamente que en el Menón: los argumentos que sólo se esbozan o, simplemente, se indican en éste encuentran en aquél largos desarrollos. Además, frente a la doctrina del gran sofista, muy firme y muy coherente, Sócrates se ve obligado a oponerle la suya, y, por consiguiente, a exponerla.

Download PDF sample

Rated 4.17 of 5 – based on 31 votes