Download Estética como ideología, La by Terry EAGLETON PDF

By Terry EAGLETON

Infrequent ebook: rate in USD

Show description

Read or Download Estética como ideología, La PDF

Best no-ficcion books

El hombre lobo y otras bestias

Esta obra ofrece un repaso de los más aterradores delincuentes conocidos. Desde envenenadores, descuartizadores, sacamantecas, atracadores hasta matamendigos, ladrones y violadores. Francisco Pérez Abellán, el mayor experto en Criminalística nos presenta a los grandes monstruos de l. a. actualidad, protagonistas de los crímenes más espeluznantes de l. a. historia reciente de l. a. humanidad: Pietro Arcan, el Arropiero, el health care provider Muerte; el Vampiro de Dusseldorf; Aileen Wuornos, el Asesino de l. a. Baraja; Issei Sagawa, el caníbal japonés; John Gotti, el último padrino; Jeffrey Dahmer, el carnicero de Milwaukee; David Berkowitz, el Hijo de Sam; Peter Kürten, el Vampiro de Dusseldorf; Ted Bundy.

Filosofía iberoamericana en la época del Encuentro

L. a. Enciclopedia IberoAmericana de Filosofía es un proyecto de investigación y edición coordinado por el Instituto de Filosofía del Consejo greater de Investigaciones Científicas (Madrid), el Instituto de Investigaciones Filosóficas de los angeles Universidad Nacional Autónoma (México) y el Centro de Investigaciones Filosóficas (Buenos Aires), en el que han colaborado más de 500 especialistas de todos los países pertenecientes a los angeles comunidad filosófica hispanoparlante.

Additional resources for Estética como ideología, La

Example text

De hecho, aunque dedicar una obra a analizar las figuras canóni­ cas del pensamiento moderno y contemporáneo al hilo de la estética pueda parecer poco útil políticamente, no debemos caer en el engaño. Lejos de la erudición ociosa, Eagleton ha escrito esta obra para utili­ zarla en la refriega de las definiciones y contradicciones actuales; no hay que entenderla como un impoluto libro de Kulturkritik al uso; más bien es bisturí y mazo, bisturí capaz de acceder a las sucias y vulgares entrañas de los mecanismos culturales sobre los que se asienta la «hegemonía burguesa», y así socavar su aparente legitimidad; mazo 34 LAS ILUSIONES DE LA ESTÉTICA para golpear, tomando partido y embruteciéndose37.

A la vista de todo ello, el posmodernismo, según la visión de Eagleton, es un hipermodernismo que cree que tirando las cartas puede dar por finalizado el juego, un lento suicidio que se prolonga más y más pero nunca se consuma del todo: El posmarxismo y el posmodernismo no son en absoluto reacciones a un sistema que ha mitigado, desarticulado y pluralizado sus opera­ ciones, sino precisamente lo contrario: reacciones a una estructura de poder que, siendo en cierto sentido más «total» que nunca, tiene por ahora la capacidad de desarmar y desmoralizar a buena parte de 37 RAMÓN DEL CASTILLO Y GERMÁN CANO sus rivales.

Utiliza lo que puedas» es un lema que suena suficientemente brechtiano, eso sí, con el corolario implícito de que lo que se ha vuelto inservible en dichas tradiciones debe echarse por la borda sin atisbo alguno de nostalgia (infra, p. 59). V. EL CUERPO POLÍTICO ¿Qué relación existe entre el desinterés del acto estético (aparente­ mente, sin objetivos, sin intención y sin esfuerzo), ese «impulso de juego» del que tanto hablaba la tradición estética, y el materialismo sui generis de Eagleton? Ya hemos dicho que el mundo del que pro­ cede Eagleton, ese mundo que él ya ha convertido en ficción, era, por encima de todo, el de una utilidad descarnada donde el disfrute de la vida sin más era algo tan misterioso como el sadomasoquismo o la hermenéutica.

Download PDF sample

Rated 4.82 of 5 – based on 37 votes